Educación sexual integral conceptos y metodologías

Para satisfacer los requerimientos más arriba expresados, se hace necesario implementar Programas de Capacitación Docente en el campo de la Reproducción y Sexualidad Humana, de manera que profesionales de la educación, de la salud, padres y apoderados ((19)), estén en condiciones de enfrentar en conjunto el desafío, que demanda el Sistema Escolar, abordar la Educación Sexual Integral de niños y adolescentes.

Un profesor que tenga una aceptable base cognoscitiva y una adecuada formación metodológica, podrá hablar de sexualidad con seguridad y naturalidad, estando siempre dispuesto a mejorar y perfeccionar su nivel académico (modestia de aprendizaje). 

En contraste el que carezca de estas herramientas se expone él y también expone a sus alumnos a situaciones embarazosas, que en lugar de ayudar, pueden perjudicar el correcto y normal desarrollo de sus educandos. 

El desafío por tanto, es verdaderamente complejo, difícil, pero apasionante para los profesores, quienes cualquiera sea el nivel educacional en que actúen y la asignatura o especialidad que desempeñen, están en una situación privilegiada, de contacto directo y prolongado con los alumnos, para detectar sus problemas e inquietudes y así ofrecerles alternativas valederas que les ayude, a enfrentarlas positivamente, en búsqueda de una feliz concreción de sus proyectos de vida.

Esta capacitación, es factible realizarla a través  de:

  • Cursos presenciales
  • Cursos On line
    • Combinados con actividades presenciales
    • Exclusivamente On line

Cursos Presenciales

Debieran basarse en la combinación armónica de:

  1. Tópicos relevantes, compatibilizando aquellos que los profesores por su experiencia docente, perciben como deficientes en sus alumnos; aquellos que los mismos profesores manifiestan requerir y finalmente aquellos que los especialistas, responsables del programa, estiman que aportarán conocimientos o enfoque útiles y novedosos.

    Tratándose de padres y apoderados debieran revitalizarse las Escuelas para Padres, en las cuales se podrían abordar periódicamente, temas relacionados con niños y/o adolescentes, que les permita mejorar su influencia educativa en sus propios hijos.

  2. Estrategias metodológicas atrayentes e innovadoras, especialmente a través de TALLERES, que permitan a los participantes, mediante un trabajo eminentemente participativo y reflexivo, vivir empáticamente, situaciones confrontacionales del ámbito de la reproducción y sexualidad humana.

Cursos Radiales

El 2010, los sábados de 13 a 15 hrs. se realizó el primer Curso Piloto de Educación Sexual, a través de la Radio de la Universidad de Chile, 120.5  F.M. con complemento de su WEB, y la participación de Profesionales de CEMERA, MEDICHI, Facultad de Medicina, Universidad de Chile y el respaldo del Laboratorio SILESIA.

Objetivo: entregar a PROFESORES, PADRES e INTERESADOS, herramientas tanto en el ámbito cognitivo como especialmente formativo, a fin de contribuir al desafío de abordar Educación Sexual Integral, que ayudara a niños (as) y jóvenes a conocer y vivir su sexualidad sin temores y en plenitud, teniendo como autocontroles, sus conocimientos, voluntad, inteligencia, responsabilidad,  principios  y valores. Esta experiencia docente se incluye como material disponible en el presente curso.

Cursos  On line

  • Combinados con algunas actividades presenciales
  • Exclusivamente On line

Estos cursos requieren implementar una plataforma que permita a los participantes conforme a su disponibilidad de tiempo acceder a los materiales de estudios, normalmente organizados en módulos o capítulos, a foros o chats programados con los Docentes Monitores, responsables de los respectivos módulos y a las evaluaciones que contemple el Programa.

Este tipo de Programas virtuales pueden ser “cerrados”, es decir, estar organizados dentro de un tiempo acotado, por ej. un mes, un trimestre, un semestre o anual, en el cual los participantes tendrán que cumplir con las actividades planificadas (períodos de inscripción, lecturas,  actividades prácticas, participación en foros, chats y evaluaciones) o bien ser “abiertos”, para la incorporación permanente de participantes, en el momento que ellos determinen pero respetando los tiempos máximos de desarrollo completo del curso.

Aquellos que contemplan actividades presenciales, pueden realizarlas al finalizar cada Módulo o  al inicio, en la mitad o al finalizar. En todo caso, según la ocasión y el número de encuentros presenciales que se programen, estos deben programarse con los objetivos bien definidos. Estos  pueden tener carácter inductor, atender consultas, intercambiar ideas u opiniones, aplicar algún tipo de evaluación o tener carácter de clausura del programa, etc. Entre las experiencias On line de Cursos de Capacitación en Educación Sexual que se han realizado, podemos destacar:

  • 2004 Centro de Medicina Reproductiva y Desarrollo Integral de la Adolescencia, “CEMERA”. Facultad de Medicina, Universidad de Chile, con Proyecto DID de la misma Universidad, elabora y valida Programa Piloto de “EDUCACIÓN SEXUAL, destinado a Profesores previamente capacitados en Cursos presenciales por CEMERA.
  • 2006 equipo de Ps. Dra. Irma Palma, diseña Curso de Post-título “EDUCACIÓN EN SEXUALIDAD Y AFECTIVIDAD. Una Mirada al Marco Curricular para Profesores de Comprensión del Medio Social y Natural, Comprensión de la Naturaleza y Biología”.
  • 2007 Centro Latinoamericano de Sexualidad y Derechos Humanos(CLAM), Centro de Estudios para el Desarrollo de la Mujer (CEDEM) y Universidad Arturo Prat (UNAP) implementan Curso piloto de educación a distancia GÉNERO Y SEXUALIDAD: COMPETENCIAS PARA LA DOCENCIA”. Basado en Curso Piloto de Educación a Distancia “Género y Diversidad en la Escuela” desarrollado en Brasil por CLAM, Gobierno del Brasil y British Council. Objetivo: entregar a estudiantes de pedagogía en Educación General Básica, herramientas para debatir transversalmente las temáticas de género, sexualidad y diversidad.
  • 2012 “CEMERA”, basándose por una parte, en el Programa de Educación Sexual: “Adolescencia Tiempo de Decisiones” y por otra en la experiencia realizada el 2004, elabora  PROGRAMA de EDUCACIÓN SEXUAL, reconocido por el MINEDUC y dirigido a profesionales de la educación y de la salud. Se ofrece a través de MEDICHI, Facultad de Medicina. Universidad de Chile.

Tu valoración:
Promedio de votaciones: 5.0

((19)). Jara, Germán; Molina, R; Molina, T. “Seguimiento Profesores Participantes en Cursos de Capacitación Docente en Educación Sexual”. En: IV Congreso Latinoamericano de Gineco-Obstetricia Infantil y Juvenil, Isla Margarita, Venezuela. 12 15 Marzo, 1995

El proceso educativo, debe estar centrado en el alumno como actor principal en la búsqueda activa de respuestas fundamentadas, a sus propios conflictos y necesidades, poniendo en práctica así, el principio metodológico del aprendizaje en la acción.  Naturalmente, que una metodología de este tipo, enriquece y dinamiza el proceso formativo ((16)).

La Educación Sexual no debe transformarse, sólo en la monótona tarea de dar sermones, consejos y advertencias sobre lo que debiera ser o hacerse en materia de sexo, sino también acerca de lo que es y se hace.  Se cree ingenua o hipócritamente, que se educa a los niños y jóvenes ya sea idealizándoles exageradamente la realidad o hablándoles descarnadamente y con lenguaje vulgar.

Es el enfrentamiento a los aspectos conflictivos de la sexualidad, lo que resulta francamente educativo.  De allí que la tarea primaria de la Educación Sexual Integral, sea la de capacitar a los jóvenes y también a los adultos, para que logren encontrar por sí mismos, las respuestas adecuadas a las situaciones conflictivas, a que la vida sexual real los enfrenta y de las que resultará, casi imposible sustraerse.

La Educación Sexual, no puede plantearse fuera del contexto de una educación integral del ser humano, es decir en todas sus dimensiones (biológica, psicosocial y afectiva).  Dirigida a la persona humana como un todo que es indivisible, puesto que además de la estructura biofísica, tiene la dimensión de los afectos y sentimientos ((15,16)).

El hombre es un ser, que puede gobernarse por su inteligencia y voluntad; en quien el amor, representa uno de los impulsos más vitales, que le permite en un contexto de madurez libremente responsable, entregarse (darse) a otros seres de su propia condición humana. Para que esta capacidad de darse, pueda manifestarse en un individuo, es importante que desde pequeño reciba afecto, cariño, amor, de quienes están en contacto con él/ella, como así mismo que aprenda a dar y a compartir.  Esto le facilitará la integración social y por consiguiente le posibilitará el ejercicio de su sexualidad, en un contexto de afecto y servicio. Por esto es necesario, que desde un punto de vista educativo se les aporten a niños/as y jóvenes la información y argumentos necesarios que les permita una postura personal definida y fundamentada, que los capacite para discriminar con voluntad e inteligencia, entre lo que la realidad sociocultural le ofrece y lo que su formación, principios y valores le indiquen. Que su comportamiento sea producto de sus convicciones y que estas a su vez sean consecuencia de una reflexión crítica y profunda. 

La Educación Sexual Integral por esto, debe tratar de esclarecer actitudes y valores a través de los hechos.  Los jóvenes deben tener la oportunidad de sopesar ideas, de aclarar informaciones, de superar mitos y en general de poder expresar sus opiniones en temas que les afectan, pues este conocimiento les servirá a todos los individuos en el armónico desarrollo de su personalidad y para cumplir más eficientemente su futuro rol de padres. 

El hombre/mujer, como ser sexuado, siente, piensa y actúa diariamente, en todos sus actos, como tal. Capaz, a diferencia del resto de los animales, de manejar u orientar su sexualidad con inteligencia, voluntad y responsabilidad ((14,15,16)).

Metodologías en Educación Sexual

Abordar la educación sexual en el ámbito escolar, implica realizar actividades como:

Diagnóstico

Conocimiento o determinación de las reales necesidades de quienes serán centro del proceso educativo.  Este diagnóstico puede realizarse a través de grupos focales, empleando algún instrumento (encuesta) o una caja de preguntas. Estos datos permitirán retroalimentar el Programa Base establecido, permitiendo actualizarlo conforme al nuevo contexto y necesidades que manifiesten los(as) estudiantes. Esta posibilidad de ir reformulando el Programa, reafirma el concepto de flexibilidad, que junto a la idea de sistemático, permanente y ojalá validado, debieran caracterizarlos.

Determinación de las estrategias o técnicas metodológicas a emplear

En educación sexual siempre debe buscarse que éstas estén “centradas en el alumno”, aprovechando los conocimientos que estos manejan y por tanto a partir de sus propias necesidades y requerimientos; que sean de carácter participativo, de modo que favorezcan la búsqueda activa y reflexiva de la verdad y sus fundamentos, respecto de los problemas o conflictos que afectan o afectarán ineludiblemente a niños(as) y adolescentes.

Que favorezcan el pensamiento crítico y reflexivo y el desarrollo de capacidades para la toma de decisiones autónomas, voluntarias y libremente responsables, que en concordancia con los principios y valores personales y familiares, permita la consolidación de los proyectos de vida de los individuos.

Entre las técnicas metodológicas, hay algunas tradicionales y otras producto de elaboraciones personales del autor de esta capítulo, que los docentes con su espíritu siempre creativo, podrán adaptar a las realidades educativas en que se desempeñan, para favorecer el proceso enseñanza aprendizaje de alumnos, padres y apoderados. A continuación se citan algunas metodologías con carácter referencial:

  • Tejiendo la Telaraña de la Relaciones. Técnica para romper el hielo, que permite crear un clima de trabajo relajado y agradable;  permite motivar una actividad interactiva, respetuosa y provechosa.
  • Charla.  Presentación de temas cuya comprensión requiere explicaciones detalladas, apoyadas con materiales didácticos variados (Power Point, diapositivas, transparencias, pósteres).
  • Foro.  Oportunidad que tienen los asistentes a una Charla para plantear, finalizada la exposición, de manera relativamente informal, preguntas o comentarios por escrito u oralmente, en forma breve y precisa.
  • Phillips 66.  Permite estimular y dinamizar la acción opinante de todos los integrantes de un grupo frente a una situación puntual.  En rigor se forman grupos de seis personas y se analiza el problema durante 6 minutos, asignando un minuto a cada integrante.  Posteriormente cada grupo expresa sus conclusiones, disponiendo también cada grupo de un minuto.  En la práctica la formación de grupos y el tiempo asignado se puede ajustar al número de participantes y al interés que despierte el tema analizado.
  • Simposio.  Permite, contando con personas preparadas, profundizar tema desde distintos puntos de vista, sin que haya necesariamente, discrepancias entre los expositores.
  • Mesa Redonda. En contraste con el simposio, esta técnica favorece la exposición de opiniones divergentes, pero respetuosas, respecto de un tema.
  • Socio Drama. Da oportunidad a participantes de vivenciar voluntariamente, situaciones conflictivas a través de dramatización libre, de roles; en vivo o grabadas en casete, CD o DVD.
  • Análisis de Casos. Análisis crítico reflexivo y tolerante de situaciones conflictivas y sin final previo, que pueden presentarse en el ámbito de la sexualidad (embarazo adolescente, masturbación, relación sexual de riesgo).
  • Foto Análisis. Empleando fotografías relacionadas con aspectos que involucra la sexualidad humana, se estimula el desarrollo de la imaginación y el espíritu de análisis crítico y reflexivo.
  • El Diccionario. Utilizando un diccionario para consultar el real significado de los términos que corrientemente se utilizan para identificar estructuras o funciones corporales, relacionadas con sexualidad (pene, vagina, coito, masturbación). Se contribuye a desmitificar la terminología equivocada, los mitos y errores.
  • ¡Aló! No le escucho. Utilizando el conocido juego infantil,  el secreto, se transmite rápidamente un mensaje al oído, persona a persona; se observa cómo se distorsiona al final. Se valorara la comunicación como clave, en las relaciones interpersonales.
  • Las Cajas de Fósforos. Recurriendo a 3 cajas de fósforos: una normal, otra con raspador cubierto con trozo de género y otra en que los fósforos se cubren con género. Motiva análisis métodos de planificación familiar (femeninos y masculinos) al servicio de paternidad/maternidad responsable y como compromiso de pareja.
  • Sexo Crucigrama. A través de un puzle diseñado con términos relacionados con sexualidad y reproducción humana, se busca enfocar éstas, como expresión de amor de la pareja madura y estable.

Elaboración Unidades de Trabajo

Como toda unidad didáctica, debe incluir:

  • Objetivos o metas que se desean alcanzar en el proceso enseñanza-aprendizaje
  • Contenidos relevantes basados en el diagnóstico realizado.
  • Actividades a realizar: coherentes con los objetivos planteados, tanto de las/los estudiantes, como las del profesor.
  • Material de apoyo o medios a emplear.
  • Tiempo de trabajo. Establecer el tiempo aproximado que tomará el desarrollo de cada Unidad.
  • Responsable(s).  Determinar la persona o profesional responsable de cada actividad contemplada en las Unidades a desarrollar.  Este responsable, puede ser un profesor(a), una madre/padre o apoderado, algún especialista en el tema, e incluso algún alumno(a) o grupo de alumnos(as) que asesorados por el profesor(a), preparan y desarrollan un tema determinado.  Esto favorecerá una acción educativa más dinámica, motivadora, formadora y comprometida por parte de los educandos.

Evaluación

Con la finalidad retro alimentadora del proceso educativo, es importante efectuar evaluaciones parciales, con connotación formativa, para percibir los logros en los educandos y las deficiencias en las actividades desarrolladas y de este modo ir perfeccionando la acción formativa.  Con este fin se puede recurrir, por ejemplo a:

  • Encuestas de opinión, que recoja el parecer y sugerencias de los participantes, respecto del trabajo realizado.
  • Pautas de observación, que permitan ir registrando, actitudes y comportamientos que manifiestan los alumnos, durante el desarrollo de las actividades, propias del programa.
  • A la capacidad de los alumnos para elaborar materiales didácticos, como CDs, DVDs, videos, afiches, poemas, canciones, láminas, folletos, paneles o diarios murales, que por una parte, sirvan para los futuros trabajos con otros alumnos como material de ilustración, y por otra, para mostrar a la comunidad escolar (autoridades, padres, apoderados) a través del montaje de exposiciones, semestrales o anuales, los progresos informativos y formativos de niños y jóvenes en el ámbito de la Educación Sexual. Si los responsables lo estiman pertinente, se puede realizar evaluación sumativa, por ej. a través de un Test o prueba de ensayo, a fin de conocer  nivel de logros alcanzado de los estudiantes.

Apoyo teórico básico

Es necesario poner a disposición de los jóvenes material de consulta básica, que los estimule a buscar información más detallada y de calidad respecto de los tópicos abordados.  Surge aquí la posibilidad que ofrecen los avances tecnológicos, como Internet y software interactivos (CDs, DVDs), que hacen posible disponer de la más amplia y variada información, tanto en cantidad como en calidad; puesto que se puede acceder  a información científica y valórica como a información distorsionada, disvalórica y aún pornográfica.  Estos hechos refuerzan la necesidad de implementar en el ámbito de la reproducción y sexualidad humana, una acción educativa integral.

Material didáctico o de apoyo docente

El material didáctico, corresponde a aquellos elementos que se emplean como ayuda motivadora, para apoyar y facilitar el proceso enseñanza-aprendizaje.  Este material sirve para aprender acerca de él.  Por ejemplo, el profesor cuando analiza los contenidos de un video antes de utilizarlo y los alumnos cuando trabajan ese mismo material con su profesor. En general debe facilitar el descubrimiento, la participación y el análisis reflexivo y crítico, por parte de los educandos, incluso estimulándolos a generar nuevos materiales, que puedan servir de retroalimentación al proceso educativo. Esto hace necesario buscar, seleccionar, adaptar o elaborar estos recursos. Entre los materiales didácticos, posibles de emplear para apoyar las acciones educativas en el ámbito de la reproducción y sexualidad humana, están:

  • Los Audiovisuales: Películas, Diaporamas, Videos, CD, DVD, Material de Internet.
  • Los Visuales: Diapositivas, Transparencias, Láminas, Fichas, Revistas, Esquemas de Libros, Naipes, Puzles, Consultorios sentimentales, Recortes diarios, Fotografías.
  • Los Auditivos: Grabaciones con entrevistas o relatos testimoniales. Lectura o audición de poemas, canciones populares, artículos o párrafos literarios seleccionados, biografías de personajes destacados.

Importante es sugerir la conveniencia de evaluar los materiales didácticos ((17,18)) que se utilicen, porque ello le indicará al docente la real utilidad que dicho material tiene, tanto desde el punto de vista motivacional, como de su calidad y contenidos al servicio de acciones de carácter formativo. Conveniente es hacerlo, con los recursos audiovisuales (películas, videos, CD, DVD, programas o documentos bajados de Internet), los cuales mal empleados pueden perder su carácter educativo. 

Un uso adecuado de estos recursos, con fines verdaderamente educativos, demanda que el docente o monitor, los vea varias veces (3 a lo menos), a fin de conocer en detalle los temas que se abordan tanto, en lo que respecta al contenido como a la forma y profundidad en que estos se presentan.  De esta forma podrá seleccionar o descartar, por presencia o ausencia, aquellos que estime convenientes, conforme a las características del grupo de trabajo. Así mismo le permitirá preparar guías de apoyo, que permitan a los alumnos centrar su atención en los aspectos relevantes para el posterior trabajo de análisis y discusión del material.

En general podemos sostener razonablemente, que no hay material didáctico, bueno o malo.  Todo dependerá de la capacidad y preparación que tengan, quienes los empleen.  El mejor y más sofisticado material en manos inexpertas, podrá ser formativamente malo; en contraste, un material modesto o estimado como malo, didácticamente trabajado, podrá representar una instancia formativa de importancia.

Tu valoración:
Promedio de votaciones: 0.0

((14)). Jara, Germán; Molina, Ramiro. “Educación Sexual. Manual para Educadores. CEMERA. Fac. Medicina.U.de Chile. Fondo de Poblaciones de Naciones Unidas, Proyecto Chi 90/PO3. Inscripción N° 85502. Impr. Arancibia Hnos. y Cía Ltda. Stgo, Chile. 1993

((15)). Mifsud, Tony. “Moral de discernimiento”. Editorial Paulinas. 1987

((16)). Jara, Germán. “Reflexiones acerca del ¿Por qué?, ¿Para qué? y ¿Cómo? enfrentar la Educación Sexual. (Capítulo IX, págs.: 131-145). En: Libro resumen II Jornadas Colegio Médico de Chile. Ovalle, Chile. Mayo 1991

((17)). Jara,G; Molina,R.;Molina,T.;Ferrari,M.Realización y Evaluación Videos Docentes, como complemento Ed. Sexual, Reflexiva y Participativa. Proy.FONDECYT Nº 1931017/93). En: Rev. Obstet.y Ginecol. Inf.y Juv, Vol.2, Nº 11, p. 9 15. Stgo, Chile. 1995

((18)). Jara Germán, T. Molina, R. Meneses. “Educación Sexual. Manual de Apoyo para Padres”. Proyecto DID Nº E-006-99/2. Universidad de Chile. 2002

Hoy en día es ampliamente aceptado que niños(as) y adolescentes están inmersos en un mundo que les ofrece diariamente diversas motivaciones que estimulan el inicio prematuro de la actividad sexual, generalmente en un contexto de pareja inmadura e inestable, en ignorancia y en consecuencia sin responsabilidad.  Así por ejemplo, entre estos factores motivadores, tenemos:

Causas de la Sexualidad Prematura en Adolescentes

Factores relacionados con el o la adolescente

  • Biológicos
    • Adelantamiento de la madurez sexual. Esto deja a los jóvenes a edad muy temprana en condiciones de engendrar, cuando aún no han logrado, una plena madurez biológica y psicosocial.
  • Sociales
    • Presión competitiva y de aceptación de sus pares.  Hoy día, resulta a lo menos extraño, que un muchacho o muchacha no haya tenido experiencias sexuales y por tanto pareciera ser un imperativo tenerlas.  No obstante en un proceso formativo honesto, real y profundo es necesario reforzar y valorar aquellas opciones en las cuales los jóvenes voluntaria, libre y responsablemente deciden posponer su inicio sexual, como una forma de realización personal y en proyección a facilitar la concreción de sus proyectos de vida.
  • Psicológicos
    • Carencia afectiva y de modelos positivos.  Siendo importante el lenguaje verbal en los procesos comunicacionales intrafamiliares, quizás tan importante como éste, es el lenguaje no verbal particularmente, de los gestos que manifiestan afectividad.
      Los adultos, como modelos positivos para los hijos, no deben temer a manifestar sus afectos y sentimientos, tanto en el contexto de pareja, como en la relación directa con ellos, independiente de la edad que tengan.
      Es interesante observar cómo, cuando los hijos son mayores (casados por ejemplo), la forma de saludarse con sus progenitores, particularmente con el padre, ya no es con un beso paternal o filial, por el contrario se hace más distante y formal, sin razones que justifiquen tal actitud.  Los padres son y deben ser padres incondicionales, por toda la vida, al igual que lo deben ser los hijos, en su condición de tales.

    • Falla en la autoestima.  La autoestima está referida a la autovaloración que cada persona hace de sí.  Es el juicio de valor, positivo o negativo, que se tiene con respecto a sí mismo. Es importante que el individuo se perciba positivamente.  Que sea capaz de reconocer sus limitaciones, pero también sus potencialidades.  De este modo podrá aceptarse y quererse, tal como es.
      Cuando esta percepción de sí, es negativa, el individuo no se valora, se siente insatisfecho, sin expectativas y aún puede llegar a despreciarse. La autoestima, se da y se refuerza significativamente en el núcleo familiar.
      De allí, la importancia de la comunicación dialógica y asertiva entre padres e hijos; como así mismo, las relaciones y manifestaciones de cariño y de afecto.
      Una persona querida y que se quiera, podrá tener una mayor capacidad para dar, como así mismo para integrarse con armonía y sin conflictos a su entorno social.

Factores relacionados con el medio sociocultural.

  • Sociales
    • Alteraciones del núcleo familiarDe estructura o funcionalidad, por:
      • Separaciones o fallecimiento de uno o ambos padres
      • Necesidad de incorporación de las madres al mundo laboral rentado
      • Alcoholismo o drogadicción de uno o ambos progenitores
      • Enfermedades catastróficas de algún miembro de la familia
      • Pobreza económica, afectiva o en la comunicación padres/hijos
    • Retraso del matrimonio.  La sociedad de consumo altamente competitiva, cambiante y tecnificada, en que está inmerso hoy en día el hombre, le demanda la necesidad de alcanzar las más altas competencias, que le respalden para alcanzar las metas de vida propuestas
      Esta demanda implica prolongar estudios (estimulados por los propios padres) hasta edades más avanzadas (educación continua) con la consiguiente postergación de compromisos, como el matrimonio, por no contar con los recursos económicos que tal responsabilidad exige.

    • Hacinamiento familiar (promiscuidad).  La falta de oportunidades laborales, por una parte, a que se ve enfrentada la juventud, más aún si no tiene las competencias requeridas, y por otra, la migración desde las zonas rurales a las grandes ciudades, son causas que influyen en los hacinamientos familiares (condición de allegados).
      Esta situación se ve acentuada, cuando el grupo familiar, es del tipo extendido, es decir, con presencia de abuelos, tíos, primos, etc.
      Esta situación de hacinamiento plantea entonces el hecho, que las manifestaciones sexuales de sus integrantes se den en un contexto de absoluta falta de privacidad.
      Buen ejemplo se observa en la película “El Chacotero Sentimental” de Cristián Galaz, episodio “Todo es cancha”.  Esto obviamente, influirá en un aprendizaje empírico por parte de niños y jóvenes, de cuya calidad formativa es legítimamente razonable, dudar.

  • Psicológicos
    • Falta de manifestaciones afectivas y de comunicación con los padres.  Es reconocido por los propios afectados,  que una de las razones por las cuales embarazan o se embarazan, es la carencia de afecto y comunicación con sus padres ((7)).  Sienten que ese niño o niña, por una parte les pertenece y por otra, representa la persona con la cual podrán, comunicarse e intercambiar afectos.
      De aquí entonces, la necesidad de hacer énfasis en la calidad de las relaciones padres/ hijos.  En la época actual, ambos padres se ven forzados a trabajar y por tanto dejan desprovistos de tutela, por más tiempo, a sus hijos.
      Considerando esto, hay que resaltar y rescatar la calidad que debe caracterizar las relaciones familiares en el escaso tiempo de que se dispone.  Lo ideal sería disponer también de cantidad de tiempoDe no ser posible, hay que reforzar la calidad.

  • Culturales
    • Estímulos sexo eróticos de los medios de comunicación. Probablemente la globalización y la revolución comunicacional, sean lo que va a caracterizar este siglo XXI. Y es precisamente, en este ámbito, en que siendo la comunicación multidimensional prácticamente instantánea y de gran accesibilidad, en que el hombre y muy especialmente niños y jóvenes, sin herramientas formativas adecuadas, quedan expuestos a la multiplicidad de estímulos sexo-eróticos que entregan los medios de comunicación: películas, teleseries, videos, CDs, DVDs, TV cable, revistas, diarios e Internet.  Los medios de comunicación, hoy como nunca, transmiten mensajes sexo eróticos directos o subliminales, en los cuales se señala que usando tal o cual perfume o vestimenta, fumando o bebiendo determinada marca, las conquistas para él o ella serán más fáciles.  La relación sexual, tiene una connotación de inmediatez y sin mayores preámbulos y compromiso (touch and go).

    • Deficiencia en la entrega de una adecuada información y formación, en el ámbito de la reproducción y sexualidad humana. Se ha señalado que tanto la familia (básicamente responsable) como el sistema escolar (con carácter subsidiario o complementario), en general, no han asumido el rol formador en el ámbito de la educación en sexualidad y reproducción humana, que haga posible entregar eficaz, adecuada y oportunamente las herramientas cognitivas y por sobre todo formativas, que permita a niños y jóvenes enfrentar adecuadamente el bombardeo sexo-erótico, al que diariamente están expuestos.
      Las razones expuestas en mayor o menor grado, estimulan o determinan el inicio sexual prematuro, de un porcentaje de la juventud.  Este inicio les puede significar costos, perjuicios y situaciones conflictivas, difíciles para ellos de enfrentar.

Consecuencias de la Sexualidad Prematura en Adolescentes

  • En el aspecto biológico
    • Embarazos inoportunos. Generalmente no esperados, ni deseados.  Si bien hay casos de muchachas y muchachos que reconocen haber deseado el embarazo, la mayoría manifiesta que no lo esperaban.  Muchas adolescentes aún creen que no pueden embarazarse en las primeras relaciones.  Habitualmente no usan métodos preventivos, creyendo ingenuamente que a ellas no les va a pasar, pues son otras las que se embarazan.

    • Abortos. Considerando que actualmente en Chile el aborto en cualquiera de sus formas, está prohibido legalmente desde el año 1989, (actualmente está en discusión pública y próxima a aprobarse en el Parlamento Ley que despenaliza el aborto en tres situaciones: riesgo de vida materna, inviabilidad fetal y violación) los que se dan son ilegales, clandestinos y por tanto de alto riesgo.  Sin embargo, muchas adolescentes, con un buen apoyo profesional interdisciplinario y también afectivo, especialmente a nivel familiar, hacen opción de vida, asumiendo la responsabilidad que en parte les corresponde. De este modo el hijo no esperado y habitualmente no deseado, se transforma en hijo aceptado y que podrá llegar a ser hijo amado ((8,9)).

    • Riesgo de ITS, SIDA. La ignorancia no es factor protector de ningún riesgo; es por ello que la Educación Sexual Integral, entregada oportuna y permanentemente, podría constituir la mejor herramienta de prevención primaria, especialmente en este contexto de las Infecciones de Transmisión Sexual

  • En el aspecto social
    • Matrimonios forzados, con bajas probabilidades de consolidación. En muchas ocasiones es preferible no presionar este tipo de decisiones, que en lugar de beneficiosas, pueden resultar inconvenientes, por la inmadurez y falta de claridad de futuro que tienen los adolescentes.  Es necesario recordar que no obstante, ser madre o padre, estos adolescentes deben continuar con el desarrollo de su adolescencia.

    • Condición de madres solteras. Habitualmente discriminadas y estigmatizadas. Con rechazo familiar, abandonada por la pareja y forzada directa o indirectamente a la deserción escolar.

    • Conflictos familiares. Especialmente en la familia de la adolescente.  Las primeras reacciones de los padres son de rechazo y descalificación, especialmente por parte del padre.  Posteriormente llega la comprensión y apoyo materno y más tarde paterno. Sin embargo, hay casos en que la muchacha es obligada a hacer abandono del hogar, por “haberlo deshonrado”, por ser “mal ejemplo para los hermanos”, por ser “una perdida”.

    • Deserción escolar. A pesar de las recomendaciones Ministeriales, en la práctica se produce la deserción sea por auto marginación o porque el establecimiento mismo, aplicando el concepto de la manzana podrida, impide que la adolescente embarazada continúe sus estudios.  Absurdamente, algunos aún piensan que el embarazo es contagioso.  Por el contrario, lo que sí es contagioso y además peligroso, es la falta de sensibilidad social y humana y la ignorancia que esclaviza a mitos, errores y prejuicios ancestrales.

    • Dificultad para formar familia a futuro. Naturalmente que producto de la estigmatización social con que se suele marcar a la madre adolescente (mujer fácil, que si lo hizo con uno podrá hacerlo con otros) sus posibilidades de matrimonio y de estructuración de una familia organizada, sana y estable se ven comprometidas, por decir lo menos.

    • Renuncia a las interacciones sociales. La necesidad de dedicarse a la atención de su hijo, influye en que la adolescente, normalmente deba renunciar a fiestas, paseos y otras actividades propias de esta etapa de desarrollo.

    • Necesidad de asumir responsabilidades obligadamente. La madre adolescente debe habitualmente cambiar los cuadernos por los pañales y la colación por la mamadera y con mayor rigor, cuando no cuenta con el respaldo de la familia.  Se ha visto, que las adolescentes que cuentan con este respaldo, muy particularmente padres y abuelos, enfrentan más exitosamente sus obligaciones, lo cual redunda en una atención de mayor calidad para el niño, favoreciendo así un mejor desarrollo para éste y también que la joven madre, culmine sus estudios e incluso alcance un título profesional ((9,10)).

    • Acceso a trabajos menores, mal remunerados y sin previsión social. El hecho de tener que abandonar los estudios y no obtener capacitación laboral, determina significativamente esta situación.  Considerando que el sistema escolar tradicional no ha sido estructurado para atender las situaciones de las adolescentes madres o embarazadas, justifica la necesidad de implementar alternativas que les dé la oportunidad de terminar sus estudios básicos y medios, como así mismo aquellas que lo deseen, capacitarse en un área técnica o profesional, que las habilite para generar recursos, que faciliten sus responsabilidades de madre ((10)).

  • En el aspecto psicológico
    • Modificación de sentimientos. Remordimientos o sentimiento de culpa en caso de, abortar o abandonar, internar o ceder en adopción a su hijo.  Incluso en esta última situación, se han conocido en el curso de los últimos años, casos en que la madre biológica se ha arrepentido de haber dado en adopción a su hijo y ha recurrido a tribunales de justicia para obtener la restitución por parte de los padres adoptivos, lo cual ha suscitado gran e interesante polémica.

    • Frustración de proyectos de vida, que los limitará en su realización como personas humanas. Estos costos y frustraciones que una sexualidad ejercida en ausencia de una adecuada formación e información, acarrean a nuestra juventud, justifican la necesidad de implementar Programas de Educación Sexual Integral que debiera estar primariamente en manos de la familia, puesto que es ella el núcleo socializador básico, en cuyo seno debiera llevarse a cabo el proceso formativo integral y permanente, de niños y jóvenes, especialmente a través de la acción modeladora de los padres con educación sexual.
      Es mediante, un estilo de vida definido y consecuente y particularmente de la manifestación de los afectos a través del lenguaje no verbal, como la familia puede educar a los hijos.  No obstante, existe conciencia que en la práctica la familia no asume su rol protagónico y es por ello que se hace recomendable y necesario el desarrollo de Programas de Educación Sexual Integral, insertos en el currículo normal, en los cuales se puedan también considerar la implementación de Escuelas para Padres y Apoderados, que incluyan reuniones de trabajo, seminarios y jornadas, que aborden temas relacionados con el desarrollo integral de niños y jóvenes ((11,12)).
      De este modo, en forma absolutamente natural, se reforzará la relación Familia Escuela, fundamental para un trabajo armónico y coherente al servicio del proceso formativo de los educandos.  Así también padres y apoderados, se sentirán más fuertemente comprometidos con sus hijos y con la Escuela ((13,14)).

Tu valoración:
Promedio de votaciones: 3.7

((7)). Centro de Análisis de Políticas Públicas. Universidad de Chile. “Diagnóstico y lineamientos de política pública para la prevención del embarazo no deseado en adolescentes”. Estudio realizado para la Comisión Interministerial de Prevención del Embarazo Adolescente, bajo coordinación del SERNAM. Santiago., Chile. Octubre 2000

((8)). SERNAM/UNICEF/CEMERA. “Adolescente embarazada en Chile. Diagnóstico de la situación 1991”. Editor R. Molina. Santiago. Chile. 1992

((9)). Cecilia Valenzuela. “Entrevista a Magdalena Suazo, abogada. Egresada Liceo UNOPEC”. En: Noticias. Fac. Medicina. U. de Chile. Santiago. Chile. Mayo, 2010

((10)). E. González, C. Molina, R. Meneses, T. Molina. "Impacto social de un modelo educativo alternativo para madres adolescentes que abandonan el sistema escolar regular". "Rev. Soc. Chilena de Obstet.y Ginecol. Infanto Juvenil. Vol. 7 (2); 41 - 49. 2000

((11)). Ministerio de Educación. “Política de Educación en Sexualidad. Para el Mejoramiento de la Calidad de la Educación”. Santiago, Chile. 1993

((12)). Ministerio de Educación. Programa de Educación Sexual: “Vida Familiar y Educación Sexual, VIFES. Rev. de Educación Chilena Nº 35 (Nueva Época). Santiago. Chile. 1968

((13)). LEY 20.418 que rige a contar del 02 de Febrero de 2010

((14)). Jara, Germán; Molina, Ramiro. “Educación Sexual. Manual para Educadores. CEMERA. Fac. Medicina.U.de Chile. Fondo de Poblaciones de Naciones Unidas, Proyecto Chi 90/PO3. Inscripción N° 85502. Impr. Arancibia Hnos. y Cía Ltda. Stgo, Chile. 1993

Programas expresados en términos de Educación para la vida o Educación para el amor o Educación para mejorar la calidad de vida, debieran contribuir, como un continuo sistemático e interdisciplinario a: ((15))

Desarrollar integralmente a los jóvenes.

Para esto se hace necesario estimular en ellos la capacidad de análisis crítico y reflexivo, frente a las problemáticas o necesidades que en el ámbito de la sexualidad, les son propias y que tarde o temprano tendrán ineludiblemente que enfrentar.

La Educación Sexual, debería preparar y formar a los jóvenes de tal manera, que llegado el momento de decidir por la iniciación o aplazamiento de la actividad sexual, éstos dispusieran de las herramientas que les posibilite, una opción madura, voluntaria, libre y responsable. Los adolescentes pueden ser mejor preparados para los requerimientos de la sociedad moderna, si la didáctica docente, les da la oportunidad de analizar creativamente el conocimiento brindado, favoreciendo así  el compromiso personal, consigo mismo y su entorno social.

Desarrollar una Cultura de Responsabilidad.

Es decir la capacidad de asumir las consecuencias que una determinada opción, pueda traer aparejada.  Ser responsable, implica ser libre para hacer decisiones y ser libre a su vez, involucra disponer de herramientas, tanto informativas como formativas, que respalden tales decisiones.  Por tanto, se debe educar para que los individuos puedan decidir libre y responsablemente. 

Educar en sexualidad es hacer luz en este ámbito, que ayude a optar asertivamente por el camino que sirva mejor a los proyectos de vida. La ignorancia por el contrario, como sinónimo de oscuridad no protegerá de tener conductas de riesgo, que pongan en peligro tales proyectos (embarazos inoportunos, Infecciones de Transmisión Sexual, VIH/SIDA)

Desarrollar Comportamientos Valóricos.

No obstante que por una parte, los valores no pueden imponerse y por otra, que ellos pueden ir cambiando en el transcurrir del tiempo, es necesario, reflexionar con niños y jóvenes, acerca de valores permanentes, como son: el respeto a la vida, el amor, la tolerancia, la verdad, la honestidad, entre otros.

Desarrollar la Capacidad de Amar.

Que comprendan que la sexualidad de pareja no implica cosificación u objetivización (condición de objeto), sino que representa una relación entre sujetos que son personas.  La pareja (él o ella), no es simplemente un objeto de placer al cual se usa y se deja.  El ser humano no es un objeto desechable; es una persona con dignidad, única, indivisible e irrepetible. En la pareja estable y madura, cada uno se realiza en el desarrollo y crecimiento del otro.  Es en este contexto de entrega, estabilidad, fidelidad, madurez y responsabilidad que la pareja puede decidir, abrirse a la vida y trascender en los hijos. La capacidad de amar, está en la disposición a dar sin condiciones.  Este amor, puede expresarse bajo diferentes perspectivas.  Así tenemos, por ejemplo: el amor erótico de pareja; el amor ágape o de servicio, de aquellos que se comprometen solidariamente con el prójimo; el amor paternal o maternal; el amor filial de los hijos ((16)).

Desarrollar una adecuada Autoestima.

Es decir, que los individuos puedan apreciarse como personas dotadas con virtudes y capacidades, con defectos y limitaciones.  Pero en todo caso siempre digno y perfectible.

Consolidar la  Identidad y Orientación Sexual y la comprensión de los Roles del Género.

La consolidación de la identidad y orientación sexual, debe acompañarse de una correcta comprensión de los roles del género, que les facilite una armónica integración al medio sociocultural vigente. Es importante que se entienda, la evolución que han experimentando estos roles, puesto que se busca consolidar más, el concepto de pareja con responsabilidades compartidas, en un contexto de comprensión y complementariedad, y no de explotación y abusos. Los hijos son concebidos por dos y por tanto su crianza con todos los aspectos que ella involucra, debe ser también, responsabilidad de ambos.

Dar la oportunidad de superar o corregir mitos o errores.

Favoreciendo así, la eliminación de prejuicios y temores que pueden entrabar el sano desarrollo de la sexualidad y la consolidación de los proyectos de vida de las y los adolescentes. Disponer de las herramientas adecuadas les permitirá hacer sus opciones personales, con mayor responsabilidad, voluntad, libertad y respeto, asumiendo por tanto en conciencia, las consecuencias que resulten de tal opción.

Sin embargo, cualquier iniciativa que apunte al logro de los objetivos mencionados pasa por una parte, por la necesidad de incorporar y comprometer a los padres y por otra, contar con profesores verdaderamente motivados y capacitados.  Capacitados no sólo en el aspecto cognitivo, sino muy especialmente en el ámbito metodológico y de recursos didácticos, que les permita asumir con naturalidad y eficacia su rol de guía, orientador y motivador del proceso enseñanza aprendizaje.

Tu valoración:
Promedio de votaciones: 5.0

((15)). Mifsud, Tony. “Moral de discernimiento”. Editorial Paulinas. 1987

((16)). Jara, Germán. “Reflexiones acerca del ¿Por qué?, ¿Para qué? y ¿Cómo? enfrentar la Educación Sexual. (Capítulo IX, págs.: 131-145). En: Libro resumen II Jornadas Colegio Médico de Chile. Ovalle, Chile. Mayo 1991

Considerando por una parte, que la sexualidad representa un lenguaje de amor, que permite la comunicación afectiva y física entre dos sujetos humanos, y por otra, que somos sexuados desde que nacemos, viviéndola diariamente en todas nuestras acciones y de forma diferente a lo largo de nuestra vida, es razonable sostener entonces, que ella es factible de aprender, perfeccionar, manejar y orientar, es decir, desarrollar conductas entendidas como expresión visible de actitudes y valores, que permitan un comportamiento sexual basado en una determinación personal inteligente, libre y voluntaria. 

Como sostiene la Organización Mundial de la Salud (OMS) ((1)), la sexualidad sana involucra tres aspectos, a saber:

  • Aptitud para, por una parte, disfrutar de la actividad sexual y reproductiva y por otra, para controlarla de acuerdo a una ética personal y social.
  • Ausencia de temores, sentimientos de vergüenza y culpabilidad; de creencias infundadas y de otros factores psicológicos que inhiban la reacción sexual o perturben las relaciones sexuales.
  • Ausencia de trastornos orgánicos, de enfermedades y deficiencias que entorpezcan la actividad sexual y reproductiva

La sexualidad es una necesidad psicofisiológica, propia de todas las personas y que se manifiesta a lo largo de toda la vida, aunque obviamente en cada etapa (infancia, juventud, adultez y senectud) se viva de diferentes formas. Es manifestación de la afectividad, que se siente por sí mismo y hacia los demás ((2)).

Reconocer que el ser humano es un ser sexuado desde que nace y que tiene capacidad de decisión, debe manifestarse en el respeto por el comportamiento de los demás, no obstante que éste, pueda ser contrario o chocar con nuestro propio esquema de vida personal.  Lo contrario contribuye a modelar un marco de intolerancia, descalificaciones, discriminaciones y falta de respeto por la persona humana. 

Por esto, el diálogo abierto y franco en el campo de la sexualidad permitirá a los individuos, conocer, reconocer y aceptar su propio sexo, desde el punto de vista físico, psíquico y social, como así mismo conocer, reconocer y aceptar otras realidades de expresión de la sexualidad.

La práctica de este diálogo, favorece no sólo la aceptación de la sexualidad como tal, sino también la posibilidad de su ejercicio de forma racionalmente libre, en que la responsabilidad y voluntad, representen los autocontroles personales. 

De esta forma, se respalda la capacidad y el derecho que tienen los individuos de hacer sus propias decisiones, terminando así con la arraigada costumbre de decidir por los demás, particularmente los adultos por los adolescentes, sin reconocer y muchas veces sin aceptar la posibilidad, que éstos se equivoquen.

Para esto es necesario, poner a disposición de toda persona, las herramientas indispensables para que conozcan los aspectos relacionados con la sexualidad, en la convicción que, particularmente los jóvenes, tienen el derecho de ser tratados con respeto a su libre albedrío; como seres capaces de tomar resoluciones propias y de aceptar y asumir sus consecuencias.

Tampoco se les ayuda a desarrollar competencias que les permita hacer las opciones más adecuadas para su vida futura.  Para ello, es necesario que los individuos cuenten con las herramientas apropiadas, tanto informativas (contenidos que apunten a una información veraz, medida y oportuna) como formativas (autoestima, afectividad, principios, valores). 

De esta forma se contribuye no sólo a favorecer la aceptación de la sexualidad como tal, sino también, a desarrollar la capacidad de ejercerla y orientarla al servicio de la realización personal y sin perder identidad, consolidar en el futuro, las relaciones de pareja, en un contexto de amor, compromiso, respeto, fidelidad y dignidad.

Que estas relaciones sean manifestaciones de complementariedad y no de antagonismo, explotación o cosificación de la persona humana, prisma bajo el cual, el sexo se transforma prácticamente en un objeto o mercadería de consumo y muy habitualmente de carácter desechable (touch and go), pudiendo llegarse así al ejercicio sexual con un carácter puramente hedonístico (centrado exclusivamente en el placer), en que la sexualidad adquiere solo expresión de genitalismo, puesto que, desprovista de afectividad, ella pierde su connotación humana ((3)).

No obstante lo expuesto, normalmente se ha privilegiado la Educación del Silencio (sexo tabú) o la Cultura del avestruz, escabullendo el enfrentamiento de los problemas e inquietudes que se dan en el ámbito de la reproducción y sexualidad humana, particularmente en los adolescentes.

Los adolescentes al no contar con la acción formadora de la familia o de la escuela, quedan expuestos a:

  • Aprender de sus amigos (tan ignorantes como ellos).
  • De los medios de comunicación que si bien pueden entregar información, ésta no siempre va acompañada de la correspondiente acción formativa.
  • De las experiencias directas, que en muchos casos son más bien negativas e incluso a veces frustrantes y marcadoras para la expresión futura, de una sexualidad, plena y gratificante. 

Entendiendo y aceptando el derecho y deber de la familia (los padres) como responsables directos del proceso educativo integral de niños y jóvenes, incluido el ámbito de la sexualidad, no es menos cierto y aceptado, que normalmente los padres no asumen esta responsabilidad, reconociendo sus inhibiciones y dificultades para abordar la temática. 

Esto es comprensible porque ellos también, como la mayoría de los adultos, son productos del círculo de analfabetismo que ha imperado en el campo de la sexualidad y reproducción humana en nuestro país.  Hay autores que piensan que sólo los padres deben informar a sus hijos sobre la vida sexual; sin embargo muchos son los que se han quedado esperando o siguen aguardando que les llegue dicha información.  En contraste, otros creen que el sexo es tan natural, que no hay nada que se tenga que aprender, ni que enseñar ((4,5)).

Por su parte, el Sistema Educación Formal, se ha caracterizado por la ausencia de Educación Sexual Integral, en sus planes y programas.  Con excepción de algunos colegios confesionales, en el resto, habitualmente se han dado iniciativas con connotación biologicistas, asistemáticas, fragmentarias y muchas veces, riesgosamente voluntaristas, es decir, implementada por personas sin formación amplia y sólida y en ciertos casos, con serios problemas personales no resueltos, en el ámbito de su propia sexualidad.  Situaciones como esta última, puede implicar que se provoque más daño que beneficio. 

Han predominado acciones más bien con carácter de parches, que con finalidad realmente formativa o preventiva, frente a problemas puntuales calificados de alarmantes, como: revistas pornográficas, cuadernos con dibujos eróticos, conductas o prácticas sexuales, algún embarazo precoz, etc. 

Como solución, típico ha sido recurrir, con carácter de parche  a charlas de especialistas, cuya real importancia se da, cuando forman parte de un programa sistemático y permanente, dentro del currículo escolar.

Tradicionalmente se han dado acciones, más bien con carácter represivo, punitivo y aún discriminatorio, como lo muestra la tradicional marginación del sistema escolar regular, de la adolescente embarazada, respecto de lo cual, bastante se ha avanzado en los últimos años, en cuanto a permitir que esas alumnas prosigan sus estudios; no obstante, a pesar de la legislación vigente ((6)) se siguen conociendo casos de alumnas embarazadas que son discriminadas y por tanto marginadas del sistema escolar tradicional.

Tu valoración:
Promedio de votaciones: 5.0

((1)). World Health Organization. Education and treatment in human sexuality: the training of health professionals. WHO, Geneva, 1975. Technical Report Series No. 572

((2)). Jara Germán, Molina T., González E., Meneses R. “Diseño y Validación de un Modelo de Curso de Educación Sexual a Desarrollar en Escuelas para Padres”. Proyecto E006-99/2. Dpto. de Investigación y Desarrollo (DID) de la Vicerrectoría de Asuntos Académicos y Estudiantiles. Universidad de Chile. Centro de Medicina Reproductiva y Desarrollo Integral de la Adolescencia (CEMERA), Facultad de Medicina, Universidad de Chile. 1999-2001

((3)). Zeidenstein Sondra y Moore Kirsten.”Aprendiendo sobre sexualidad. Una manera práctica de comenzar”. The population council international women`s health coalition. Nueva York.1999

((4)). Weichs, Martín. “Vivir con Cristo”. Argentina. 1987

((5)). Secret.Técnica de Educación en Sexualidad y Afectividad. Div. Educ. Gral. MINEDUC. “Conversemos de Educación en Sexualidad y Afectividad”. Boletín Nº 3. 2005

((6)). Decreto Nº 79 que reglamenta inciso 3º, art. 2º de la Ley 18.962 que regula estatuto de alumnas en situación de embarazo y maternidad. 2007