Aborto mitos y realidades

La Planificación Familiar y la Salud Materna en Chile. Estudio de asociación, descripción de lo ocurrido

El aumento de los egresos  por aborto se registra a partir de la década de los 40 con promedios de 25.000 hospitalizaciones anuales que alcanza su máximo en el primer quinquenio de los 60. La mortalidad materna también en aumento. Las proyecciones futuras eran todas al aumento. En ese momento, una Comisión del Servicio Nacional de Salud planteó al Gobierno la necesidad de introducir la planificación familiar en el programa de Salud Materno Infantil. Esto se aprobó y se inició en 1964. El impacto sobre la mortalidad por aborto fue notorio.

 En 2007 la II Encuesta de Calidad de Vida del Ministerio de Salud incluye varias preguntas sobre el usos de un método anticonceptivo por su pareja. Esta pregunta se hizo a hombres y mujeres de 15 años a 44 años. Dado sus resultados se incluye como tabla.

Se concluye que hay una fuerte asociación entre el aumento de uso de anticonceptivos para prevenir el embarazo no deseado y la disminución del impacto del aborto. Más en la mortalidad que en las hospitalizaciones por complicaciones del aborto.

Este fenómeno lleva a pensar que la acción del aborto profesionalizado clandestino puede tener una fuerte influencia en la disminución de las complicaciones graves del aborto que inciden más en la mortalidad que en las hospitalizaciones.

Estrategias para Prevenir el aborto. Estudio Chileno de cohorte de Casos y Controles

Objetivo: Es un estudio controlado, de cohorte e intervención en comunidad de bajo nivel socioeconómico, para determinar el efecto preventivo de la planificación familiar en el aborto provocado.

Método: Se comparó tres comunidades muy similares. Una de ellas fue intervenida con alta calidad de servicios clínicos y seguimiento de las mujeres de alto riesgo de aborto. Otra comunidad tuvo sólo servicios de alta calidad sin seguimiento de las potenciales usuarias y la tercera comunidad fue de control, con los servicios habituales de atención. Las mujeres de las tres comunidades fueron entrevistadas antes de la intervención y 2 años después de iniciada la intervención. Se comparó ambas encuestas hechas a las mismas mujeres, en las tasas de aborto y fecundidad, de acuerdo al uso y no uso de anticonceptivos y al nivel riesgo de provocarse aborto.

Resultados: La prevalencia de aborto desciende en forma significativa en la comunidad con alto riesgo de aborto y con intervención directa y total. Las tasas de fecundidad descienden en las tres comunidades, pero más en la comunidad no intervenida. Se concluye que los servicios de alta calidad en planificación familiar, en mujeres con riesgo de aborto y en un medio donde el aborto es totalmente penalizado, tienen un impacto significativo en su prevención, sin afectar la natalidad. Se recomienda aplicar esta metodología en programas de atención primaria para prevenir el aborto provocado clandestino ((13)).

((1)). Bruce M.Carlson Human Embriology & Developmental Biology.Part I chapter 3. Elsvier. España 1999

((2)). Aplin JD The Cell biology of Human Implantation. Placenta 17:269-275,1996

((3)). Proyecto Genoma Humano www.ornl.gov/hgmis/home.html

((4)). Wilcox AJ, Weinberg CR, Baird DD. Timing of sexual intercourse in relation to ovulation effects on the probability of conception, survival of the pregnancy, and sex of the baby. New Engl J Med 333:1517-21, 1995.

((5)). Wilcox AJ, Weinberg, CR, Baird DD. Post-ovulatory ageing of the human oocyte and embryo failure. Human Reproduction 1998; 13: 394-397.

((6)). H. Croxatto. Nociones Básicas sobre la Generación de un Nuevo Ser Humano y sobre la Píldora Anticonceptiva de Emergencia. Folleto. Instituto Chileno de Medicina Reproductiva Marzo ,2001. Acceso por www.pildorademergencia.cl

((7)). OMS. Aborto Provocado. Informe de un grupo científico. Serie de Informes Técnicos N°623,Ginebra,1978.

((8)). R. Molina. Aborto Espontáneo. Cap 16 (222-229) En: Ginecología A. Perez. 2º edición, Ed Mediterraneo .1995

((9)). R. Molina Aborto Inducido. Cap 47 (599-613) En: Ginecología A. Perez. 2º edición, Ed Mediterraneo .1995

((10)). El drama del aborto. En busca de un consenso. Aníbal Faúndez, y José Barzelatto. Editoral LOM, Santiago de Chile , 2007

((11)). C. Valenzuela. Etica Científica del Aborto Terapéutico. Rev. Med. de Chile 2003: 131(562-568)

((12)). Requena M. Aborto Inducido en Chile. Ed. Sociedad Chilena de Salud Pública. 1990

((13)). Molina R. Prevention of Pregnancy in High Risk Women: Community Intervention in Chile. Chapter 2 (57-77) En: EditorsMundigo A,Indriso C. Abortion in the Developing World. WHO. Vistaar Publication London 1999

Importancia del problema

En la tabla siguiente se aprecia que el total de abortos entre 1960 y 2000 ha disminuido si se mide por egresos y como proporción de los Nacidos Vivos. En 1960 por cada 100 Nacidos Vivos ocurrían 18 abortos y en 2000 12 abortos por 100 N.V. Esto un indicador que el total de la fecundidad ha disminuido en Chile. Sin embargo los más importante es el impacto del aborto en la mortalidad materna. En la década de los 1960 morían mas de 300 mujeres a consecuencias del aborto y en el último quinquenio de los 90 mueren menos de 20 mujeres, bajando a un dígito en el 2001. Esto se refleja en la disminución progresiva por 10.000 N.V. ((12))

La proporción de las muertes por aborto en relación al total de las muertes maternas, es decir por causas del embarazo, parto y post parto, también disminuye y de ser más de un tercio , disminuye a un cuarto y por primera vez en el 2001 es menor del 10%. Sin embargo es preocupante que hay un aumento del 4% de los egresos entre 1995 y el 2000.

A partir de 2001 hay un aumento progresivo del número de egresos por complicaciones del aborto. Definitivamente es indispensable profundizar las medidas de prevención del embarazo que se analizará en el próximo párrafo.

En el anexo N0 1 se aprecia la evolución de los abortos  en Chile.

ANEXO Nº 1
Indicadores de Mortalidad Infantil , Neonatal, Materna, Egresos por Aborto y proporción de Nacidos Vivos. Chile. Datos disponibles 1960 a 2005

((1)). Bruce M.Carlson Human Embriology & Developmental Biology.Part I chapter 3. Elsvier. España 1999

((2)). Aplin JD The Cell biology of Human Implantation. Placenta 17:269-275,1996

((3)). Proyecto Genoma Humano www.ornl.gov/hgmis/home.html

((4)). Wilcox AJ, Weinberg CR, Baird DD. Timing of sexual intercourse in relation to ovulation effects on the probability of conception, survival of the pregnancy, and sex of the baby. New Engl J Med 333:1517-21, 1995.

((5)). Wilcox AJ, Weinberg, CR, Baird DD. Post-ovulatory ageing of the human oocyte and embryo failure. Human Reproduction 1998; 13: 394-397.

((6)). H. Croxatto. Nociones Básicas sobre la Generación de un Nuevo Ser Humano y sobre la Píldora Anticonceptiva de Emergencia. Folleto. Instituto Chileno de Medicina Reproductiva Marzo ,2001. Acceso por www.pildorademergencia.cl

((7)). OMS. Aborto Provocado. Informe de un grupo científico. Serie de Informes Técnicos N°623,Ginebra,1978.

((8)). R. Molina. Aborto Espontáneo. Cap 16 (222-229) En: Ginecología A. Perez. 2º edición, Ed Mediterraneo .1995

((9)). R. Molina Aborto Inducido. Cap 47 (599-613) En: Ginecología A. Perez. 2º edición, Ed Mediterraneo .1995

((10)). El drama del aborto. En busca de un consenso. Aníbal Faúndez, y José Barzelatto. Editoral LOM, Santiago de Chile , 2007

((11)). C. Valenzuela. Etica Científica del Aborto Terapéutico. Rev. Med. de Chile 2003: 131(562-568)

((12)). Requena M. Aborto Inducido en Chile. Ed. Sociedad Chilena de Salud Pública. 1990

((13)). Molina R. Prevention of Pregnancy in High Risk Women: Community Intervention in Chile. Chapter 2 (57-77) En: EditorsMundigo A,Indriso C. Abortion in the Developing World. WHO. Vistaar Publication London 1999

Es la interrupción del embarazo antes de la viabilidad fetal con medios adecuados con el objeto de prevenir la muerte de la mujer o de tratar una enfermedad que afecta tanto al feto como a la madre y que hace inviable la vida embrionaria o fetal. En general esta herramienta se aplica en todos los países, pues es una indicación gíneco–obstétrica que se describe en todos los textos de medicina de la especialidad.

A las causas de Salud de la interrupción del embarazo, también se denomina como abortos de Causa Médica o de Salud y en su peor acepción: Aborto Terapéutico.

Hay situaciones en las cuales si no se interrumpe el embarazo, se pierde la vida del embrión y además la vida de la madre. Esto ocurre por ejemplo con los embarazo ectópicos, donde el embarazo se implanta en un sitio fuera del útero como en una trompa de Falopio, que es lo más frecuente, u en otro lugar como ocurre con el embarazo ovárico. El crecimiento del embrión o feto y la implantación de la placenta, provoca la ruptura del órgano, con complicaciones de hemorragias muy severas que comprometen rápidamente la vida de la mujer, si no se interviene quirúrgicamente. En estos casos, esperar el desarrollo del embrión, hace imposible que éste alcance su viabilidad, pues la complicación provocará la muerte de la madre. Hay otros casos en que los fetos son más desarrollados pero aun insuficiente para ser viables y que por condiciones muy graves, la continuidad de su desarrollo afecta la vida de la mujer y del feto como consecuencia. Esto ocurre en casos hipertensión severa incontrolable con riesgo de ruptura hepática. En general, ya quedan pocas causas médicas en que la medicina tiene que hacer la elección entre la vida del feto o de la madre. Cuando se plantea la alternativa de interrupción de un feto no viable es por el riesgo de perder a ambos: la madre y el feto. Con la aparición de las Unidades de Atención Neonatal , se puede interrumpir embarazos con fetos muy inmaduros y con un pronóstico no totalmente negativo. Es decir no son interrupciones con muerte fetal o sin posibilidades para el Recién Nacido. Son intervenciones programadas para dar las mejores posibilidades a dos vidas. Este es un tema en el cual Chile se verá enfrentado a discutir, pues tiene una legislación en la cual no está permitido el aborto en ninguna circunstancia, lo cual no es real y ni está de acuerdo con lo que sucede todos los días en nuestros hospitales públicos y privados.

Análisis de la Situación legal del Aborto de causa médica

Sólo existe cinco países en el mundo en los cuales el aborto es ilegal por cualquier causa y circunstancia : Chile, El Salvador, Guatemala, Malta y Nicaragua. En Chile hasta 1989, el Código de Derecho Sanitario en su artículo 119 decía: “Solo con fines terapéuticos se podrá interrumpir un embarazo, para lo cual basta la firma de dos médicos cirujanos”.

Desde de Septiembre de ese año la junta militar elimina ese artículo por el que dice: “Artículo 119. No podrá ejecutarse ninguna acción cuyo fin sea provocar un aborto”.

Esta determinación tan amplia y drástica no consideró la interrupción del embarazo por causas médicas y dejó en una situación de incompatibilidad el sentido común de la medicina con la legislación, más bien pensada en el sentido de no permitir el aborto terapéutico por amplias causas. Curiosamente las dos palabras “cuyo fin” ha sido interpretada por muchos profesionales conservadores como la permisividad para el aborto de Cauda Médica. Sin embargo, ha dado origen a interpretaciones muy particulares, de notoriedad pública, como fue el caso de la mujer con Mola Hidatiforme Incompleta en el Hospital Salvador. La interpretación de algunos connotados teólogos fue hablar de Interrupción del embarazo y No de Aborto, pues no había Mala Intención o Maleficio desde la perspectiva Ética. Esto reveló que la legislación es muy confusa e interpretativa ((11)).

Este ejemplo tal vez dejó en evidencia el contrasentido y la inaplicabilidad de la ley que rige esta materia. Finalmente la mujer fue intervenida con un legrado uterino por el riesgo de la Mola que se describe en todos los libros de la especialidad y que indica su tratamiento con la interrupción del Embarazo Molar, pues  la continuación del embarazo atenta contra la vida de la madre.

Situaciones Médicas que recomiendan la Interrupción del embarazo 

Situaciones en los límites de la Viabilidad Fetal:
Desde un punto de vista legal la extracción de un feto vivo inmaduro no es un aborto si el feto, puede ser cuidado en una Unidad de Tratamiento Intensivo que le ofrecerá mejores condiciones que al interior del útero. Estos casos son muy específicos  y se manejan en cualquier servicio de Obstetricia y Ginecología del país y lo que entra en discusión es el momento de la interrupción y la disponibilidad de plaza en una UTI para la atención del o la R.N.

Casos como estos se pueden presentar en:

  • Enfermedad Metabólica Materna gravemente descompensada y sin respuesta al tratamiento, con retardo severo del Crecimiento Fetal.
  • Síndrome Hipertensivo del Embarazo, severo sin respuesta al tratamiento.
  • Insuficiencia Renal Grave con descompensación materna y fetal.
  • Trombocitopenia Trombótica materna. (90% de Letalidad materna).
  • Monorena trasplantada con rechazo autoinmune del riñón único.
  • Trasplantada de hígado con rechazo agudo del implante.
  • Herpes gestacionale agudo y grave que por sus insoportables en la piel e intratables, llega a desesperación de la madre.
  • Cáncer Cervico Uterino en estadio II o más, para acelerar el tratamiento oncológico específico. El embarazo empeora el pronóstico del Cáncer de cuello en la experiencia del Instituto Nacional del Cancer de Chile (Rev. Obst y Gin., 2004; 4:274-278).
  • Otras patologías de muy baja frecuencia.
     

En la No Viabilidad Fetal ni Materna:
Hay situaciones en las cuales el embrión es francamente patológico y no tiene ninguna posibilidad de sobrevida. En algunos casos, además  está en riesgo la vida de la madre y la no intervención significa la perdida tanto de la madre como del embrión o feto. En general estas situaciones se dan en embarazos por debajo de las 20 a 22 semanas y la mayoría de las patologías ocurren antes de la 10 semanas de embarazo, lo cual no da ninguna alternativa de tiempo para el crecimiento del embrión o del feto y potencial viabilidad extrauterina en una UTI Perinatal.

Casos como estos son:

  • Embarazo ectópico tubario complicado con rotura de la trompa y hemorragia aguda.
  • Embarazo ectópico cornual con riesgo de rotura uterina.
  • Embarazo ectópico Ovárico con inminente riesgo de rotura o ya roto.
  • Mola Hidatiforme.
  • Sepsis materna por rotura del huevo (corioamnionitis) y shock materno.
  • Monorena Transplantada con rechazo de riñón único.
  • Insuficiencia hepática severa y progresiva con ictericia en ascenso.
  • Cáncer de ovario avanzado con indicación de tratamiento radiante.
  • Insuficiencia Renal Crónica en descompensación severa por el embarazo.
  • Otras patologías crónicas de muy baja prevalencia.


FOTO DE UN EMBARAZO TUBARIO ROTO

En la No Viabilidad Fetal por causas Genéticas y Fallas en el desarrollo embriológico:
Son situaciones extremas en las cuales el diagnóstico se hace después de las 14 a 20 semanas y el feto aunque continúe su desarrollo no tiene ninguna alternativa de sobrevivencia antes de nacer o muere al poco tiempo de nacer. La mujer debe ser informada de la situación tanto por razones legales como éticas. Estos casos no pueden ser interrumpidos, en Chile, y si ocurre el profesional y la madre son autores y su familia cómplices, de un delito criminal.

Casos como estos son:

  • Anencefalia.
  • Encefalocele.
  • Monstruosidades: cíclopes y monstruosidades dobles.
  • Agenesia del cuerpo calloso.
  • Agenesia del cerebelo.
  • Gemelos acárdicos.
  • Etc, pues hay muchos casos más que son de muy baja frecuencia.

La ley actualmente vigente no se aplica, pues muchas de la indicaciones de interrupción del embarazo de causa médica, se practican en forma rutinaria, tanto en el sector Público como Privado, más aun en  situaciones de emergencia donde se pone en riesgo la vida de la madre y donde el embrión o feto no tiene ninguna posibilidad de sobrevivencia.

Hoy la medicina en Chile, ya no discute el tema si se debe optar por la vida de la madre o la del feto. Cuando el caso es de discusión netamente médica, y el feto tiene 24 semanas o más, se tiene la alternativa de interrumpir un embarazo con el apoyo y los cuidados de una UTI Perinatal.

Cuando el embrión o feto no es viable y el caso clínico indica que la No interrupción significa una muerte de ambos, pues el embrión o feto no tiene alternativas de esperar viabilidad para ser tratado en una UTI neonatal, la decisión en la mayoría de los casos es la interrupción, dado que la ley es inoperante para proteger a la Sociedad. En ningún caso hay acciones que atenten contra la vida del o la RN. En todos los casos se traslada a una Unidad de tratamiento Intensivo Neonatal, de acuerdo a su disponibilidad, aunque sus expectativas sean nulas.

Se han tabulado las causas de egresos hospitalarios en Chile registradas por el Departamento de Estadísticas del Ministerio de Salud y que corresponden al sector Público y Privado lo que se aprecia en la Tabla N01

Los abortos por causas de Salud corresponden a productos anormales de la Concepción. El embarazo ectópico, la mola hidatiforme y sus respectivas complicaciones, es el 40% de los egresos por aborto de los hospitales chilenos.

El Aborto Médico (O004) es 0,  Chile sería una excepción en el mundo. Sin embargo, las causas por patologías maternas  severas que han obligado a la interrupción del embarazo, seguramente están incluidas en otras clasificaciones. Esto se entiende, pues la legislación actual del artículo 119 de CDS dejaría a muchas mujeres y profesionales en situaciones de delito.

Otro aborto(O005) y Otros productos anormales de la Concepción(O002) que corresponden al 44,7 % del total de egresos, seguramente incluyen los diagnósticos de causales médicas de aborto.

Tabla 1 Egresos hospitalarios por abortos, según la CIE 10 OMS. Chile. 2001 a 2010. DEIS/ MINSAL.

((1)). Bruce M.Carlson Human Embriology & Developmental Biology.Part I chapter 3. Elsvier. España 1999

((2)). Aplin JD The Cell biology of Human Implantation. Placenta 17:269-275,1996

((3)). Proyecto Genoma Humano www.ornl.gov/hgmis/home.html

((4)). Wilcox AJ, Weinberg CR, Baird DD. Timing of sexual intercourse in relation to ovulation effects on the probability of conception, survival of the pregnancy, and sex of the baby. New Engl J Med 333:1517-21, 1995.

((5)). Wilcox AJ, Weinberg, CR, Baird DD. Post-ovulatory ageing of the human oocyte and embryo failure. Human Reproduction 1998; 13: 394-397.

((6)). H. Croxatto. Nociones Básicas sobre la Generación de un Nuevo Ser Humano y sobre la Píldora Anticonceptiva de Emergencia. Folleto. Instituto Chileno de Medicina Reproductiva Marzo ,2001. Acceso por www.pildorademergencia.cl

((7)). OMS. Aborto Provocado. Informe de un grupo científico. Serie de Informes Técnicos N°623,Ginebra,1978.

((8)). R. Molina. Aborto Espontáneo. Cap 16 (222-229) En: Ginecología A. Perez. 2º edición, Ed Mediterraneo .1995

((9)). R. Molina Aborto Inducido. Cap 47 (599-613) En: Ginecología A. Perez. 2º edición, Ed Mediterraneo .1995

((10)). El drama del aborto. En busca de un consenso. Aníbal Faúndez, y José Barzelatto. Editoral LOM, Santiago de Chile , 2007

((11)). C. Valenzuela. Etica Científica del Aborto Terapéutico. Rev. Med. de Chile 2003: 131(562-568)

((12)). Requena M. Aborto Inducido en Chile. Ed. Sociedad Chilena de Salud Pública. 1990

((13)). Molina R. Prevention of Pregnancy in High Risk Women: Community Intervention in Chile. Chapter 2 (57-77) En: EditorsMundigo A,Indriso C. Abortion in the Developing World. WHO. Vistaar Publication London 1999

En el Código de derecho Sanitario artículo 119 se dice:

  • No podrá ejecutarse ninguna acción cuyo fin sea provocar un aborto.”
  • La interrupción del embarazo para salvar la vida una mujer, no se encuentra explicitado en ninguna parte.

El Código Penal es claro

En sus artículos 342 al 345 en penalizar el aborto siendo las penas más drásticas para el facultativo que lo practica. No hay ninguna mención respecto a condiciones de excepción al respecto.

El articulo 10 del Código Penal que describe las circunstancias que eximen de responsabilidad Penal, en su numeral 10 dice:

  • Falta coherencia en esta legislación y para que funcione debe haber demandas y demostraciones de causales de eximición.
  • El que obra en cumplimiento de un deber o en el ejercicio legítimo de un derecho, autoridad, oficio o cargo.
  • Para aplicar este artículo debe existir un proceso en el cual se aplica esta condición.
  • En resumen, es la explicación por la cuales no hay DEMANDAS en contra de pacientes, ni profesionales por las interrupciones de embarazos en Chile a pesar del registro hospitalario, es por la inaplicabilidad del artículo 119, pues carece de todo sentido común.

El aborto puede ser clasificado desde diferentes puntos de vista o desde la disciplina de análisis o aplicación. Desde un punto de vista del proceso clínico anormal o patológico  evoluciona desde los primeros síntomas y signos, por los cuales se sospecha que un embrión o feto podría ser expulsado desde el útero. Esta clasificación se usa más por el equipo de salud que atiende en las maternidades o servicios de ginecología donde ocurre estos eventos. Aquí hay una tercera definición funcional que se refiere al proceso de expulsión, ya sea del embrión o del feto.

Como proceso

Síntomas o Amenaza de aborto: Corresponde a la primera etapa o primeros síntomas o signos de anormalidad de un embarazo. Por ejemplo pérdida de sangre proveniente del interior del útero por desprendimiento del  embrión recién implantado por desprendimiento de la placenta. Otro signo es el dolor abdominal tipo contracción uterina. En general en esta etapa el problema es reversible en la mayoría de los casos. Se trata con reposo y antiespasmódicos.

Aborto en evolución: Es una etapa más avanzada en la cual los síntomas son más intensos y hay modificaciones anatómicas del cuello del útero que pueden llevar a la salida del contenido uterino, embrión o feto y sus anexos. En general el pronóstico es malo para la reversibilidad del proceso.

Aborto inevitable: Es el proceso de expulsión del embrión o feto a través del cuello uterino y las acciones corresponden a la atención de la mujer para prevenir complicaciones como hemorragia o infecciones.

Como resultado de la expulsión del embrión o feto

Aborto completo: Es la expulsión de la totalidad del embrión o feto y de los anexos que corresponden a las estructuras de apoyo como la placenta,  membranas amnióticas y otras estructuras. La cavidad uterina queda sin ningún contenido.

Aborto incompleto: En esta condición queda al interior del útero algunas o partes de las estructuras embrionarias fetales o de los anexos. Es necesario vaciar estos contenidos para evitar el riesgo de hemorragias o infecciones y otras complicaciones a más largo plazo.

Según la presencia de Infección

Aborto séptico: Es la existencia de infección ya sea antes, durante o después del proceso del aborto. En general los abortos clandestinos son sépticos.

Aborto Aséptico: Corresponde a la ausencia de infección. En general corresponde a los abortos espontáneos.

Según origen del proceso del aborto o de la muerte embrionaria o fetal

Espontáneo: Es la ocurrencia espontánea del proceso de aborto o de la muerte del embrión o feto. No hay intervención de la embarazada o de terceros. Es un proceso que ocurre involuntariamente. Las causas  pueden ser otras enfermedades o patologías genéticas incompatibles con la vida o accidentes como una caída o golpe accidental de la embarazada. En general un aborto espontáneo resulta en un proceso sin infección o aséptico ((8)).

Inducido o Provocado o Voluntario: Existen acciones de la embarazada o de terceros que interrumpen el desarrollo del embrión o feto o que estimulan el proceso de su expulsión del embrión o feto. En general este tipo de abortos tiene consecuencias  de infección o procesos sépticos, cuando se efectúa en forma clandestina y sin los cuidados técnicos adecuados. En Chile ha sido y es un  gran problema  de Salud Pública ((9)).

Según la Ley el aborto inducido o provocado o voluntario puede estar permitido o no y se clasifica en

Aborto Penalizado: En esta figura legal el proceso de aborto voluntario o la interrupción de la vida embrionaria o fetal está prohibida y su ejecución constituye un delito penado por la sociedad a través de la ley y de los artículos y penalidades del código de Derecho Penal.

Aborto Despenalizado: En esta condición, la sociedad a través de la ley decide no penalizar  la interrupción del embarazo o de la vida embrionaria o fetal. Desde un punto de vista de la filosofía del derecho el aborto, siempre es un hecho negativo y la sociedad decide si constituye causal de pena o no. Algo semejante al homicidio en defensa propia. Si éste ocurre, el homicidio no es legalizado, sino que la sociedad decide que en ciertas circunstancias o condiciones, este hecho negativo no es punible. En las legislaciones acerca del aborto despenalizado existe desde las más limitadas por problemas de salud de la madre en los cuales el no interrumpir el embarazo se pone en riesgo la vida de la madre o por inviabilidad fetal o corta viabilidad neonatal o después de producido el nacimiento, por daños genéticos o embriológicos o por causas sociales delictivas como la violación. Es lo que se entiende por causales Limitadas de aborto despenalizado ((10)).

Hay legislaciones en que basta el deseo de la mujer embarazada y los requisitos se basan sólo en la edad del embarazo. Es lo que se entiende por causales Amplias  de aborto despenalizado.

((1)). Bruce M.Carlson Human Embriology & Developmental Biology.Part I chapter 3. Elsvier. España 1999

((2)). Aplin JD The Cell biology of Human Implantation. Placenta 17:269-275,1996

((3)). Proyecto Genoma Humano www.ornl.gov/hgmis/home.html

((4)). Wilcox AJ, Weinberg CR, Baird DD. Timing of sexual intercourse in relation to ovulation effects on the probability of conception, survival of the pregnancy, and sex of the baby. New Engl J Med 333:1517-21, 1995.

((5)). Wilcox AJ, Weinberg, CR, Baird DD. Post-ovulatory ageing of the human oocyte and embryo failure. Human Reproduction 1998; 13: 394-397.

((6)). H. Croxatto. Nociones Básicas sobre la Generación de un Nuevo Ser Humano y sobre la Píldora Anticonceptiva de Emergencia. Folleto. Instituto Chileno de Medicina Reproductiva Marzo ,2001. Acceso por www.pildorademergencia.cl

((7)). OMS. Aborto Provocado. Informe de un grupo científico. Serie de Informes Técnicos N°623,Ginebra,1978.

((8)). R. Molina. Aborto Espontáneo. Cap 16 (222-229) En: Ginecología A. Perez. 2º edición, Ed Mediterraneo .1995

((9)). R. Molina Aborto Inducido. Cap 47 (599-613) En: Ginecología A. Perez. 2º edición, Ed Mediterraneo .1995

((10)). El drama del aborto. En busca de un consenso. Aníbal Faúndez, y José Barzelatto. Editoral LOM, Santiago de Chile , 2007

((11)). C. Valenzuela. Etica Científica del Aborto Terapéutico. Rev. Med. de Chile 2003: 131(562-568)

((12)). Requena M. Aborto Inducido en Chile. Ed. Sociedad Chilena de Salud Pública. 1990

((13)). Molina R. Prevention of Pregnancy in High Risk Women: Community Intervention in Chile. Chapter 2 (57-77) En: EditorsMundigo A,Indriso C. Abortion in the Developing World. WHO. Vistaar Publication London 1999