A nivel nacional en Chile, se ha publicado cifras muy variables de prevalencia de relaciones sexuales ((4)). Según la Encuesta Nacional de Juventud 2012 del INJU, el 71,3% de los jóvenes encuestados , estaban sexualmente activos. Los porcentajes por edad se aprecian en el Gráfico 1.

Gráfico 1
PORCENTAJE DE JOVENES SEXUALMENTE ACTIVO SEGÚN EDAD
N = 8.352  

Estas cifras varían de acuerdo al tipo de población, siendo diferentes en los diferentes niveles socioeconómicos y variando de acuerdo a la residencia urbana o rural. Es claro que el factor socioeconómico tiene influencia en las relaciones sexuales, pero la diferencia en la cantidad de embarazos producidos es radicalmente diferente. Como ejemplo se puede afirmar que para el año 2013 hubo 38 embarazos en menores de 15 años en Puente Alto y 0 en Vitacura ((5)).

Al revisar la prevalencia de relaciones sexuales a nivel de Latino-América, las frecuencias son muy variadas, siendo influenciadas por los patrones culturales de cada población.

Al analizar más en profundidad las condicionantes para los embarazos a edades precoces, nos encontramos con una serie de mitos y creencias respecto al embarazo en adolescentes.

Se resume a continuación algunas de estas creencias y mitos de adolescentes que se han recogido en la experiencia del Centro de Medicina y Desarrollo Integral del Adolescente, (CEMERA) en las historias clínicas de adolescentes que se embarazaron en forma inesperada y que conociendo los anticonceptivos y el riesgo de embarazo, no los usaron por no saber donde solicitarlos, no atreverse a pedirlos o por las creencias que se describen:

  • "Los anticonceptivos hormonales orales producen cáncer gástrico, cerebral o de territorios indeterminado".
  • "Los anticonceptivos hormonales producen esterilidad femenina y que se presenta muchos años después".
  • "Las píldoras anticonceptivas y también los condones vienen con fallas cada cierto número".
  • "Los anticonceptivos hacen mal al organismo". Sin determinar su ubicación e incluso le atribuyen causalidad de muertes. Consideran que es menos riesgoso embarazarse".
  • "La abstinencia periódica afecta la salud mental de las personas".
  • "Es la mujer la que debe cuidarse de quedar embarazada, pues para el hombre es natural la actividad sexual y el embarazo no es su problema".
  • "El primer coito o los primeros o la baja frecuencia de coitos. (Ej: una vez al mes), no tiene riesgo de embarazo".
  • "Tener coito de pie o inhibir las manifestaciones del orgasmo por parte de la mujer o colocar una lavatorio con agua debajo de la cama durante el coito u orinar después del coito previene el embarazo".
  • "El uso de aspirina intra-vaginal o Coca Cola batida en forma de spray intra-vaginal pre-coital; previenen el embarazo".
  • "La percepción de culpabilidad al iniciar relaciones sexuales en la clandestinidad, se acrecienta al usar anticonceptivos". Pareciera que el acto coital es un hecho involuntario o no conscientemente buscado y cambia a un acto culposo consciente al usar un método anticonceptivo.

Otra creencia que se repite en adultos, incluyendo a profesionales de la salud y educadores, es relacionar el uso de anticonceptivos con el aumento del estímulo a la vida sexual en los jóvenes y la promiscuidad. Este fenómeno no se ha comprobado en ningún estudio de casos y controles. Lo que sí se ha demostrado que las conductas promiscuas se asocian a los no usuarios de anticonceptivos ((2)).

Muchos de los mitos se mantienen en el tiempo, porque existen sectores interesados que así sea. En los ejemplos descritos, vale la pena destacar que los jóvenes están muy preocupados por su fertilidad. El embarazo en nuestra sociedad tiene un lugar muy destacado en el proyecto de vida de las mujeres, sobretodo en los medios socioeconómicos bajos. Para cualquier medida de intervención es necesario considerar estos aspectos, ya que algunas medidas de intervención pudiera no tener el resultado deseado ((3)).

Alguna de las condicionantes de la conducta sexual de los jóvenes se pueden observar en la Tabla 1:

Es importante considerar que no basta que existan métodos anticonceptivos eficaces y profesionales motivados para indicarlos. El sistema de atención debe facilitar el acceso al profesional y los métodos disponibles. Los jóvenes deben conocer no sólo los métodos anticonceptivos, sino que deben tener acceso con los profesionales que los entregan. Con esto, decimos que el sistema de atención debe ser amable con las y los jóvenes.

Tu valoración:
Promedio de votaciones: 5.0

((1)). CONASIDA. Estudio del Comportamiento Sexual de los Chilenos 2000

((2)). Molina R., Caba F.. Sexualidad y fecundidad adolescente en R. Molina, J. Sandoval, E. González Salud Sexual y Reproductiva en la Adolescencia. Editorial mediterráneo. 2003 Cáp. 29 415-27

((3)). Molina R., Adolescencia y Embarazo un problema emergente en salud pública en R. Molina, J. Sandoval, E. González Salud Sexual y Reproductiva en la Adolescencia. Editorial mediterráneo. 2003 Cáp. 31 443-48

((4)). INJUV Ministerio de Desarrollo Social. 7ª Encuesta Nacional de Juventud 2012

((5)). DEIS Ministerio Salud Chile 2015. www.deis.cl

((6)). Molina R., Pereda C., Cumsille F., Martínez L., Miranda E., T Molina T. Prevention of Pregnancy in High-Risk Women: Community Intervention in Chile in Abortion in the developing World A. Mundigo & C. Indriso WHO 1999 Pág. 57-77

((7)). Molina R., Molina T., Carrasco X., Eguiguren P. Profile of Abortion in Chile, with Extremely Restrictive Law. Open J Obstet & Gynecol 2013(3):1-12

((8)). Sandoval J., Molina R., Siles T., Aborto inducido en adolescentes en comunidades de Santiago. Rev. Chil. Obstet Ginecol Inf y de la Adolec 1997;(4)3: 21-28

((9)). Molina R., Luengo X., Sandoval J., et al. Factores de riesgo del embarazo, parto y recién nacido en adolescentes embarazadas Rev. Chil. Obstet Ginecol Inf y de la Adolec 1998; (5)1: 17-28

((10)). Sandoval J., Morbilidad Obstétrica en Adolescentes en R. Molina, J. Sandoval, E. González Salud Sexual y Reproductiva en la Adolescencia. Editorial mediterráneo. 2003 cap 32 443-48

((11)). Toledo V., Luengo X., Molina R., Murria N., Molina T. Y Villegas R. Impacto del programa de educación sexual: Adolescencia Tiempo de Decisiones. Rev.Soc Ch. Obst. Gin.Inf. y Adolec. 2000; (7)3: 73-86