Si bien es cierto que no existen recetas estándar de lo que debiera ser una familia sana o funcional, ya que cada una establece sus propias reglas y sólo sus miembros pueden decir si es adecuada o no, el sentimiento de satisfacción o insatisfacción está dado por la presencia de algunos factores como:

  • Mantiene relaciones abiertas con personas extrañas a la familia, parientes, amigos, compañeros.
  • Se expresan constantemente el afecto y la calidez, sentimientos no posesivos entre los padres, entre éstos y sus hijos y, entre los hermanos.
  • Loa padres mantienen una lealtad mayor a la familia de procreación que a la familia de origen.
  • Los hijos son liberados de salvar a padres o el matrimonio. No son utilizados para resolver los problemas conyugales ni solicitados para hacer alianza con alguno de los progenitores.
  • Primero se es pareja y después sé es padre o madre. Esto significa cuidar y privilegiar el espacio conyugal sin invadirlo con los hijos.
  • Que los padres estén bien diferenciados, habiendo desarrollado un sentido de si mismos antes de separarse de su familia de origen.
  • Los límites generacionales están delimitados de tal manera que la estructura jerárquica sea clara y definida. Los padres son padres y no hermanos, ni hijos ni parejas de sus hijos.
  • Hay expectativas realistas de los padres en relación a los hijos y entre ellos.
  • Se estimula el desarrollo de la identidad y autonomía de cada uno de los miembros de la familia. Existe espacio para el crecimiento de todos y se fomenta la independencia gradual de los hijos, tolerando sus diferencias.
  • Existe una comunicación abierta, franca, directa y explícita para tratar cualquier asunto. No existe temor al conflicto, ya que esto es inherente a las relaciones interpersonales sino que lo enfrenta para tratar de resolverlo.
  • a familia sabe adecuarse a los cambios que son inherentes al ciclo de vida familiar como a cualquier otra contingencia.

Tu valoración:
Promedio de votaciones: 0.0

((1)). González Electra, “El adolescente: su entorno social y familiar”. Libro Primeras Jornadas del Colegio Médico en Illapel. Adolescencia, 1992. Edit. Depto. Científico y Docente del Colegio Médico de Chile. Pag: 27-40.

((2)). González Electra, El Adolescente y su Entorno Socio-Familiar, En: Educación Sexual. Manual para el apoyo para Padres, 2002, pag, 87-109. Edit. Universidad de Chile.

((3)). Alvarez,María de la Luz, ”La familia en riesgo: un instrumento de diagnóstico”, Edit.Universitaria,1988,Chile

((4)). Pincus Lily, Dan Christopher, “Secretos en la familia: Terapia familiar”, Edit. Cuatro Vientos,1982,Chile

((5)). Rossel Saavedra Enrique, “Manual de Derecho de Familia”, Colección Manuales Jurídicos, Edit. Jurídica de Chile,1992, Chile

((6)). Pérez Duarte, Alicia, “Derecho de Familia”, Fondo de Cultura económica,1994, México

((7)). Muzzo Santiago, Burrows Raquel, “El adolescente chileno: características, problemas y soluciones”, Edit. Universitaria,1987, Chile

((8)). Torrescasana, José María, “Educación sexual y función educativa de la familia”, Curso para la Formación de Padres, Elorza Editores Ltda.,1993, Colombia

((9)). Muñoz Mónica, Reyes Carmen, “Una mirada al interior de la Familia”, Ediciones Universidad Católica de Chile,1997,Chile

((10)). Elsner P., Montero M., Reyes C., Zegers B., “La familia una aventura”,Ediciones Universidad Católica de Chile, 1997,Chile