Los mecanismos de desarrollo de la orientación sexual no están aun completamente aclarados. Sin embargo, existe cierto consenso en que la orientación sexual no es una opción, es decir, no se elige entre ser homosexual, bisexual o heterosexual. Por otro lado, la orientación sexual, probablemente está determinada por varios factores.

Existe fuerte evidencia sobre la influencia biológica en su conformación, ya que se ha determinado que hay una alta concordancia en la orientación sexual de gemelos idénticos, hay evidencia de que la exposición hormonal prenatal influiría en la orientación sexual y se han encontrado diferencias neuroanatómicas en algunas regiones cerebrales entre las personas homosexuales y heterosexuales. Un estudio en hombres homosexuales que provenían de familias con otros parientes hombres homosexuales encontró diferencias en el cromosoma X ((6)).

Por otro lado, no hay evidencia científica de que formas de crianza, tipo de colegio, abuso sexual u otros eventos vitales causen homosexualidad.

En el caso de hombres homosexuales que han sido abusados sexualmente cuando niños por otros hombres, pareciera corresponder más bien a niños vulnerables que son detectados por los abusadores. Es importante en el caso de quienes han sido abusados sexualmente el diferenciar la homosexualidad de una confusión en la orientación sexual. Esto puede ocurrir, por ejemplo cuando las víctimas han experimentado placer sexual en un abuso homosexual. Otro ejemplo es la evitación de relaciones heterosexuales producto de un Trastorno por Estrés Postraumático, secundario a un abuso heterosexual.

El hablar del tema de la homosexualidad y el estar expuestos a ver conductas homosexuales, ya sea a través de los distintos medios de comunicación o en distintos ambientes como discoteques, familia, colegio, etc. podrían influir en la conducta sexual, pero no hay evidencias de que influyan en la orientación sexual. Es decir, podrían por imitación o por moda aumentar las conductas homosexuales, pero no la orientación homosexual. También podría influir en que los jóvenes homosexuales puedan identificarse con su orientación sexual más precozmente y en la medida en que el estigma disminuye, puedan con más frecuencia asumirlo públicamente.

Tu valoración:
Promedio de votaciones: 5.0

((1)). American Psychiatric Association. Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders. 5 ª ed. Arlington, VA: American Psychiatric Association; 2014.

((2)). Troiden R. The formation of homosexual identities. Journal of Homosexuality.1989; 17 (1-2): 43-73.

((3)). Frankowski BL, American Academy of Pediatrics Committee on Adolescence. Sexual orientation and adolescents. Pediatrics. 2004; 113 (6): 1827-1832.

((4)). Comisión Nacional del Sida (CONASIDA), Chile. Estudio Nacional de Comportamiento Sexual. Santiago: Ministerio de Salud; 2000.

((5)). Instituto Nacional de Juventud (INJUV). 7ª Encuesta Nacional de Juventud. Santiago: Ministerio de Desarrollo Social; 2012.

((6)). Stoller RJ, Herdt GH. Theories of Origins of Male Homosexuality. Arch Gen Psychiatry. 1985; 42 (4): 399-404.

((7)). González E, Martínez V, Leyton C, Bardi A. Orientación sexual: un desafío actual para la atención de adolescentes. Revista de la Sociedad Chilena de Ginecología Infantil y de la Adolescencia [Internet].2004; 11 (3): 69-78.

((8)). Garofalo R, Wolf RC, Wissow LS, Woods ER, Goodman E. Sexual orientation and risk of suicide attempts among a representative sample of youth. Arch Pediatr Adolesc Med. 1999; 153 (5): 487–493.

((9)). Remafedi G, French S, Story M, Resnick MD, Blum R. (1998). The relationship between suicide risk and sexual orientation: results of a population-based study. Am J Public Health. 1998; 88 (1): 57–60.

((10)). Russell ST, Franz BT, Driscoll AK. Same-sex romantic attraction and experiences of violence in adolescence. Am J Public Health. 2001; 91 (6): 903–906.

((11)). Division 44/Committee on Lesbian, Gay, and Bisexual Concerns Joint Task Force on Guidelines for Psychotherapy with Lesbian, Gay, and Bisexual Clients. Guidelines for psychotherapy with lesbian, gay, and bisexual clients. American Psychologist. 2000; 55 (12):1440-1451.

((12)). Savin-Williams RC, Dubé EM. Parental Reactions to Their Child’s Disclosure of a Gay/Lesbian Identity. Fam Relat. 1998: 47 (1): 7-13.