Sexualidad humana

El ser humano es un individuo sexuado desde antes de la fusión del material genético nuclear proveniente del gameto femenino y masculino, pues ambas células originarias son sexuadas por definición. Por lo tanto la sexualidad en un proceso permanente e inherente a la vida. La determinación del sexo genético ocurre al momento de la concepción y se mantiene hasta la muerte. Sin embargo, la determinación del sexo genital es más tardía e inducida por la determinación genética.

Después del nacimiento se inicia la vida de relación corporal, social y cultural, que se extiende desde la lactancia a la adolescencia y que le imprime la orientación sexual, para conformar la identidad de género y la conducta sexual. El proceso evolutivo natural de la sexualidad es la consecuencia de complejos procesos biológicos, psicológicos y socio-cultural. Luego la sexualidad humana es un conjunto y un componente de nosotros mismos que tiene variaciones individuales, dependiendo de la cultura donde vivimos y de la historia individual de cada ser. Tiene expresiones y respuestas corporales y psicológicas frente a los estímulos externos e internos.

Sexualidad y Educación

El cuerpo y la psiquis se educan para tener una mejor calidad de vida y de relación con la sociedad. Es un largo proceso en el cual participa toda la sociedad tanto formal como informalmente. La familia, escuela, medios de comunicación de masas, grupos de pares y experiencias individuales son los pilares más importantes. En este proceso educativo y de aprendizaje, la sexualidad es sólo un aspecto más. Es una parte de la educación para la vida, en la cual participan las mismas instancias ya descritas. No es una educación separada del contexto de la formación individual y social.

Definiciones y reacciones

Educación de la Sexualidad

"Es un proceso de permanente aprendizaje de sí mismo y de la vida de relación de un ser humano en las diferentes etapas de su crecimiento y desarrollo y que termina con la muerte."

La investigación de la sexualidad se ha desarrollado más tardíamente que otras áreas del desarrollo humano. Por ejemplo el inconsciente y su relación con la sexualidad humana, se describe por Sigmund Freud a fines del siglo XIX, (algo más de 100 años), y la respuesta sexual humana biológica se describe recién a fines de la primera mitad del siglo XX, (algo más de 50 años).

Otras aproximaciones a la Educación de la Sexualidad

Existe confusión de lo que realmente es Educación Sexual y el porqué de la necesidad y existencia de ella. Se confunde con la Enseñanza de la Biología de la Reproducción que abarca fundamentalmente el proceso reproductivo de la especie humana, sus consecuencias y los factores relacionados con su control. En otras oportunidades se confunde con la Sexología que estudia lo relativo a la respuesta sexual humana, tanto en las manifestaciones normales, las disfunciones y diferentes expresiones, considerando las condicionantes biológicas, psicológicas y sociales.  Para otros, es la entrega de valores, normas morales y religiosas o culturales.

Otros entienden por educación de la sexualidad a la capacitación, con énfasis, en el desarrollo de habilidades en el área de la afectividad-sexualidad de la persona para alcanzar la mejor comunicación, asertividad y satisfacción, y para otros la libertad sexual.

La definición de educación de la sexualidad del inicio de este párrafo, incluye estas diferentes visiones. El enfoque que este auto aprendizaje tenga, será de responsabilidad de todo el conjunto de individuos participantes, es decir la Comunidad Universitaria. En este contexto la educación de la Sexualidad es de siempre y por lo tanto no tiene inicio, ni fin.

Ámbitos donde se desarrolla la Educación Sexual

La mayor parte de la educación de la sexualidad se desarrolla en el ámbito de la educación informal o no pautada, se aprende de la vida diaria. Si la sociedad trata el tema de la sexualidad como tabú, la transmisión de estos valores serán en el ámbito de lo prohibido y por lo tanto en el lado negativo de la naturaleza humana o que transformamos en negativo. Así, la educación de la sexualidad, es interpretada en algo intrínsicamente peligroso por tratar asuntos negativos. En este contexto el camino de la ignorancia o del lenguaje indefinido, para tratar las materias de la sexualidad humana, será la norma socialmente aceptada y el convencionalismo adopta diferentes formas y expresiones y hasta estrategias de poder, para proteger este bien. Se desarrolla una falsa defensa de la intimidad o lo privado y sólo ciertos pensamientos y "gurús" están autorizados para su manejo. En este modelo, el doble discurso y conducta de la sexualidad humana, pasa a ser un acuerdo tácito.

Otra consecuencia, del enfoque convencional es la falta de investigación en Educación Sexual. Al ser privado, su análisis científico tiende a develar el secreto y por lo tanto la intimidad. En este contexto, el enfoque conservador entra en crisis, al conocer las consecuencias negativas asociadas a la ausencia de Educación de la Sexualidad. Esto ocurre con la información documentada de los abortos clandestinos, SIDA, embarazos a edades precoces, abusos sexuales y abandonos y maltratos infantiles, que transforma lo tradicionalmente privado en público. La reacción convencional es inmediata para acoger al desvalido o castigar en forma ejemplar a los involucrados en estas consecuencias negativas, pero se ignora, niega o esconde las medidas de prevención de la ocurrencia de estos fenómenos.

El esquema de pensamiento conservador es asumir estos efectos negativos como consecuencia de la educación de la sexualidad y jamás como un instrumento de prevención racional.

Tu valoración:
Promedio de votaciones: 4.3