Este Libro de Educación Sexual On Line de Auto Aprendizaje tiene tres Partes. La PRIMERA PARTE tiene los contenidos para la persona que desee profundizar sus conocimientos en los temas básicos de Educación Sexual y tiene 18 capítulos, Esta SEGUNDA PARTE está constituida por 22 Talleres  y se señala en cada uno  de ellos se señala o sugiere al profesor/a de enseñanza Básica o Media el taller a utilizar como instrumento pedagógico. También para la persona que desee profundizar el tema o aplicarlo con adolescentes o jóvenes a su cargo, o como apoyo para la discusión del tema con sus hijos.

Este texto de Talleres también está destinado para apoyar los encuentros grupales. Se han diseñado con sesiones independientes y secuenciales, centradas en una metodología activa y participativa que serán dirigidas por docentes o personas a cargo de grupos juveniles o para colaborar con los padres en la enseñanza de sus hijos.

El/la  docente es el facilitador del proceso de enseñanza-aprendizaje. El que se logra a través de la intervención y participación, en lo posible de todos los componentes del grupo, respetando las características de cada uno. Este objetivo se puede cumplir a través de las técnicas explicadas para cada sesión de Talleres.

Los Talleres pueden ser desarrollados por los propios estudiantes en base a socio dramas , discusiones de grupo, solución de casos o juegos didácticos o discusión de las representaciones en videos. Por otra parte el o la docente docente se apoya en material didáctico de VIDEOS, DIAPOSITIVAS, PELÍCULAS Y UN PROGRAMA  de Versión RADIAL en conversaciones con las y los autores de los capítulos de la PRIMERA PARTE de este curso CESOLAA

El docente, persona a cargo o padres y apoderados debe haber recibido el entrenamiento previo que junto con sus propias condiciones, irá desarrollando las habilidades y destrezas para el óptimo desarrollo del CESOLAA.

RECOMENDACIONES PARA LOS TALLERES CON ADOLESCENTES O JÓVENES :

  • Tener las capacidades relacionadas con la tarea de dirección de grupo: entusiasmo, sensibilidad, empatía, tolerancia, flexibilidad , calidez, discreción y creatividad entre otras características de un educador.
  • Estar atento para entender el lenguaje no verbal de adolescentes y jóvenes.
  • Tener control de la dinámica, sin ser directivo.
  • Orientar , guiar y mostrar opciones. Recordando que orientar no es lo mismo que aconsejar o recomendar, sino facilitar la opción de una decisión propia. El/la docente debe tener cuidado de no imponer su punto de vista a los/las adolescentes o jóvenes.
  • Tener la capacidad de ubicarse en la realidad, valores, conocimientos y sentimientos de cada participante del grupo.
  • Evitar las críticas (a través de palabras, actitudes o gestos), porque pueden ser percibidas como signos de no aceptación o rechazo, lo que puede conducir a distanciamiento de los/las adolescentes o jóvenes.
  • También se debe evitar las burlas y descalificaciones entre los alumnos/as, favoreciendo así un clima de respeto.
  • Evitar actitudes sobreprotectoras, porque crearán dependencia y no ayudarán al desarrollo personal de los participantes.
  • Respetar el ritmo de cada adolescente o joven y no forzarlos a hablar.
  • Respetar demostraciones afectivas que pudieran surgir de la dinámica y estar alerta para evitar entrar en situaciones de tensión emocional innecesarias que pudieran dificultar el manejo o control de la situación.
  • Derivar a un profesional adecuado en caso de problemas que estén más allá de su capacidad de resolución como por ejemplo: al detectar trastornos emocionales, conductuales u otros que requieran de atención especializada.

Al final de cada Taller el docente o persona  cargo/a llenará una pauta de Evaluación que le permitirá valorar el taller en relación al objetivo a alcanzar. Esto se puede obviar en los padres u otras personas que usen este modelo para su capacitación.

 

Tu valoración:
Promedio de votaciones: 4.2